“CUANDO VIVAS CONMIGO” SERIE DE ESTRENO EN VIX


“Cuando Vivas Conmigo” es una adaptación libre de ”El Héroe Discreto”, libro del premio nobel peruano, Mario Vargas Llosa y producida por Caracol Television en 2016, llega este mes de Octubre a toda latinoamerica de manera gratuita a traves de VIX – CINE Y TV.

La serie cuenta la historia de Gertrudis y Armida: dos jóvenes hermanas con personalidades opuestas. Gertrudis es sumisa, retraída, insegura y tímida. Armida es rebelde, extrovertida, segura de sí misma, impulsiva y dueña de una belleza perturbadora. Son las dos caras de una misma moneda.



Cansadas del maltrato, sueñan con tener una vida distinta, sin embargo Gertrudis no tiene el valor suficiente para huir. Armida insiste en que es la única salida que les queda y cuando por accidente se entera de que su tía está dispuesta a venderlas a un hombre de dudosa reputación, logra convencer a su hermana de escapar. Juntas hacen un plan que sale mal y en medio de un incendio que lo consume todo, Gertrudis y Armida se separan con tan mala suerte que cada una piensa que la otra ha muerto. Serán necesarias dos décadas para que ambas hermanas vuelvan a encontrarse.

Gertrudis sobrevivió milagrosamente al incendio gracias a que un ángel guardián se le apareció en el camino y la cuidó hasta que ella logró recuperarse. Ese ángel es hoy en día su esposo: Felicito Yanequé, un hombre trabajador, que está empeñado en cumplirle a su padre la promesa que le hizo en el lecho de muerte: salir del lodazal y jamás dejarse pisotear de nadie.



Yanequé comenzó hace años como conductor de un camión, pero hoy en día es el dueño de una importante transportadora de la región: la Transportadora Narihuala. Es también padre de dos hijos, de los que se siente muy orgulloso: Tiburcio y Miguel.

A pesar de ser el dueño de una empresa pujante, Felicito y Gertrudis siguen teniendo una vida modesta en la misma casa que compraron hace 19 años cuando ella le dijo que estaba esperando un hijo suyo. No se puede decir que ella lo ame, pero se ha acostumbrado a una vida tranquila donde el único sobresalto que de vez en cuando le roba la calma es el temor de que algún día su esposo compruebe que su hijo mayor, Tiburcio, no es en realidad su hijo.


Pero para el mundo, el matrimonio de Felicito y Gertrudis es perfecto hasta que un hecho viene a interrumpir la paz del mundo de la familia Yanaqué: Felicito recibe una boleta de extorsión en donde lo invitan de manera muy educada y cordial a pagar una “suma razonable” de dinero a cambio de no atentar contra su empresa.