Carlos Rivera regresa al Coloso de Reforma con su "Guerra Tour"




Carlos Rivera se encuentra en el punto más alto de su carrera. Sold Out en varias partes del mundo, ganador de la gaviota de oro y plata en Viña del Mar 2019 y su noveno Auditorio Nacional.


9 Auditorios Nacionales se dicen fácil, pero desde el primero con el "Yo creo tour" el tlaxcalteca se ha ganado el corazón del público y de sus "riveristas".


Con el cuarto concierto del "Guerra tour" la gente se entregó como las ocasiones anteriores. Desde que las luces se apagaron y los primeros acordes la gente gritó eufórica esperando la salida de Carlos. "Buenas noche Auditorio" fueron las palabras que se escucharon una vez que salió al escenario, expresión que repetía cada que bailaba al ritmo de "Amo mi locura".


"Qúe increíble estar aquí de vuelta por novena ocasión, como dije la primera vez nunca subestimen el poder de un riverista".


La energía de las 10 mil personas presentes en el Coloso de Reforma se volvieron una sola voz con cada una de las canciones que se interpretaban. Sin embargo, uno de los momentos donde más interacción hubo entre él y sus fans fue al elegir a la afortunada para subir al escenario. Pancartas, una bandera de Costa Rica y una botarga de avión con la leyenda " Capitán, permiso para aterrizar en su corazón" se hicieron presentes entre los fanáticos, siendo esta última la ganadora de subir al escenario y que Rivera le cantara al oido "Cielo azul" y "Juego de ajedrez".


La emotividad llegó con la interpretación de "Recuérdame" y "Luna del cielo" tema donde lloró al recodar que en su infancia le escribió una canción a su abuela como un pacto de amor, interpretando así "Luna del cielo" acompañada de cientos de celulares con el flash prendido.


Previo a la interpretación de "Grito de guerra" Se iluminó la bandera de Venezuela. "Levantemos la voz por los que están sufriendo, ahora veo una bandera de Venezuela y quiero que sepan que estamos con ustedes" dedicándoles esta interpretación.


Una noticia que alegró a los riveristas fue el anuncio de que los boletos para el 20 de junio estaban agotadas, por lo que se anunció la nueva fecha para el 21 de junio, siendo así los concierto 10 y 11 en el Auditorio Nacional.


Los regalos llegaron para el originario de Huamantla, pues los asistentes corearon las mañanitas a falta de 8 días para su cumpleaños y los primeros 15 años de trayectoria artística. "Gracias por permitirme estar aquí, con mejores cosas por vivir", dijo.


Siguió pasando la noche, los éxitos se coreaban, algunas fans lloraban y gritaban. Pero las sorpresas no paraban ahí, pues antes de terminar el concierto representantes de Sony Music y Westwood aparecieron en el escenario para entregarle algunos reconocimientos.

- Doble Disco de Platino del disco "Yo creo"

- Disco de Platino por su disco "Guerra"

- Disco de Oro por el sencillo "Regrésame mi corazón"

- Disco de Platino por el tema "Me muero"

- Placa por 100 mil boletos vendidos en el Auditorio Nacional





Foto vía: Impacto MX

Aparte de estos reconocimientos el licenciado Roberto Núñez y Anabel Alvarado, Representantes del gobierno de Tlaxcala le hicieron entrega de de una placa por haber aceptado ser Embajador turístico y cultural de la entidad en México y el mundo por los festejos de los 500 años de la fundación del estado.


Pasando estos acontecimientos cerró el concierto interpretando "Amo mi locura" despidiéndose del público y esperándolos para las próximas presentaciones de junio.







11 visualizaciones0 comentarios