Tiny Bars of Soap usa al pop para arreglar el mundo postpandémico


Continuando con su proyecto de lanzar temas musicales para acompañar a la soledad, a consecuencia de la pandemia de la Covid19, el proyecto individual colaborativo Tiny Bars of Soap, originario de Querétaro, a cargo de Tiny como compositor, productor e intérprete, presentó la tercera parte del mismo, llamado Dosis 03: Toothbrush.


El mismo, está conformado de los temas Toothbrush y 31K, contando con la colaboración de Andrea Álvarez, de Pandi.


Es un proyecto de pop alternativo electrónico, con música que busca ser agradable, que habla de las obsesiones con el amor. Busco conectar con la gente y compartir la música que de ellos se genera.


Tengo tiempo en la música y con este proyecto personal, llevo cinco o seis años aproximadamente, surgido tras el desencanto de trabajar en otras bandas, en donde no podía tener una participación más profunda; llevándome a salirme y trabajar solo, aunque en mi caso, estoy abierto a colaborar con quien así lo desee”, dijo Tiny.



Me tocó trabajar con gente con la que no pude construir un proyecto profesional verdadero. No se podía crear y no había colaboración. Por fortuna, ahora es diferente por fortuna”, añadió el líder de Tiny Bars of Soap.


Cabe mencionar que la segunda parte del proyecto, llevó por título Dosis 02: Nubes; y estuvo conformado por los temas Nubes y Mujeres biólogas moleculares.


La línea de trabajo de Tiny Bars of Soap va hacia el pop electrónico con software de sintetizador. “Son dos temas en inglés, pues Andrea Álvarez tiene facilidad de componer en ese idioma y elegimos hacer un tema que hablara sobre la melancolía hacia el final de una relación; y otro sobre el inicio de una aventura hacia el futuro”, expresó Tiny, cuyas influencias más directas son proyectos como Yuksek, Cazzette, Hello Seahorse y Belanova.


Además de continuar con la promoción de la tercera parte de su proyecto Dosis, Tiny Bars of Soap tiene en mente llevar a cabo su participación en el un festival independiente de música electrónica, que se llevará a cabo en línea, en el mes de octubre próximo.


Otro deseo que el creativo tiene, es el de ser tomado en cuenta para que su trabajo sea tomado en cuenta de nuevo dentro de la industria del cine y las plataformas digitales, como sucedió en el documental Bárbara Durango, atípico, de Diego Reyes y producido por Estefanía Franco, del que hizo la música original; y La casa de las flores, respectivamente.


Al hablar sobre los beneficios y contras que ha tenido la nueva forma de trabajo dentro de la industria del espectáculo, en específico con las disqueras, Tiny dijo que “nos agarró de sorpresa, ante la llegada de la pandemia”.


Sin embargo, ha sido cuestión de tener paciencia y de considerar nuevas alternativas, como utilizar las redes sociales y los avances en la tecnología para continuar haciendo nuestro trabajo. Ahora es nuestra responsabilidad entenderlos y aprender de ellas, así como de las nuevas estrategias de promoción.


También me han dado la posibilidad de conocer a más personas que se identifican con mi proyecto, con quienes me he podido comunicar de manera directa y eso ha funcionado muy bien”, dijo.

Lo mismo va a suceder ahora que se reabran las presentaciones en vivo. Ya nada será igual y habrá que tomar en cuenta lo mismo a la gente que quiere y a la que no quiere salir y arriesgarse. Se irá aprendiendo de la experiencia”, concluyó el artista de 44 años de edad y 20 de experiencia en la industria musical.


5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo