LIFETIME SE UNE AL DÍA INTERNACIONAL PARA LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER


El próximo 25 de noviembre, LIFETIME se sumará a la conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra La Mujer, un eco anual que surgió tras el movimiento feminista latinoamericano, en 1981, como una conmemoración a la fecha en la que fueron asesinadas, en 1960, las tres hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), en República Dominicana.

El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, también denominado como Día Internacional de la No Violencia de Género tiene como fundamental propósito la denuncia del maltrato que se ejerce sobre las personas, al ser discriminadas por su género (en la gran mayoría de los casos, las agresiones psicológicas, físicas y/o sexuales son ejercida por hombres hacia mujeres) en todo el mundo.

La acción que se fomenta con esta conmemoración anual en contra de la violencia, a la que se suma LIFETIME con el imperdible estreno del filme cinta “Yo soy Lorena Bobbitt (I Was Lorena Bobbitt)”, es la de reclamar políticas en todos los países para su erradicación. A partir de 1999, esa jornada de reivindicación por las hermanas Mirabal fue asumida por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en su resolución 54/134.

El 17 de diciembre de 1999, la ONU invitó a gobiernos, organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales a convocar actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública sobre el problema de la violencia contra las mujeres, que se ha convertido en un problema estructural y que sistemáticamente logra mantener o incrementar la subordinación femenina al género masculino.

De acuerdo con la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer emitida por la Asamblea General de la ONU en 1993, define la violencia contra la mujer como “todo acto que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.


La violencia contra mujeres y niñas es una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras del mundo actual sobre las que apenas se informa debido a la impunidad de los perpetradores, y el silencio, la estigmatización y la vergüenza que sufren las víctimas. En forma general, la violencia se manifiesta de forma física, sexual y psicológica.

La violencia contra mujeres y niñas incluye: violencia por un compañero sentimental (violencia física, maltrato psicológico, violación conyugal, feminicidio); violencia sexual y acoso (violación, actos sexuales forzados, insinuaciones sexuales no deseadas, abuso sexual infantil, matrimonio forzado, acecho, acoso callejero, acoso cibernético); trata de seres humanos (esclavitud, explotación sexual);mutilación genital, y matrimonio infantil.

Aunque todas las mujeres, en todas partes del mundo, pueden sufrir violencia de género, algunas mujeres y niñas son particularmente vulnerables, ejemplo de ellas son las niñas y las mujeres mayores, las mujeres que se identifican como lesbianas, bisexuales, transgénero o intersexual, las migrantes y refugiadas, las de pueblos indígenas o minorías étnicas, o mujeres y niñas que viven con el VIH y discapacidades, y en crisis humanitarias.

El origen de la violencia se encuentra en la falta de equidad en las relaciones entre hombres y mujeres en diferentes ámbitos y en la discriminación persistente hacia las mujeres. Es un problema social presente tanto en el ámbito doméstico como en el público, en diferentes vertientes: física, sexual, psicológica, económica, cultural y otras, y afecta a las mujeres desde el nacimiento hasta las mujeres de edad avanzada.


La violencia no está confinada a una cultura, región o país específico ni tampoco a grupos específicos de mujeres en la sociedad, pero su combate tiene una importante dimensión política y entre las claves para luchar contra la violencia hacia las mujeres y avanzar en la prevención, está la educación y una respuesta adecuada de la justicia que evite la impunidad.

La violencia contra la mujer sigue siendo un obstáculo para alcanzar igualdad, desarrollo, paz, al igual que el respeto de los derechos humanos de mujeres y niñas. Lo que, es más, la promesa de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de no dejar que nadie se quede atrás, no podrá cumplirse sin primero poner fin a la violencia contra mujeres y niñas.

Hasta el 70 por ciento de las mujeres experimentan violencia en el transcurso de su vida, por ello, LIFETIME se suma al clamor de justicia y un claro ejemplo de superación de la adversidad, a través del estreno del filme “Yo soy Lorena Bobbitt (I Was Lorena Bobbitt)”, parte del ciclo Ripped From the Headlines, protagonizada por Dani Montalvo (Dispatches from Elsewhere) y Luke Humphrey (Tiny Pretty Things) como Lorena y John Bobbitt.

Cabe destacar que Yo soy Lorena Bobbitt (I Was Lorena Bobbitt”)forma parte del especial de programación que LIFETIME preparó este 25 de noviembre, para alzar la voz en contra de cualquier forma de violencia contra la mujer y que incluye las películas: LA ARQUERA, SOY ELIZABETH SMART, SECUESTRADA BAJO TIERRA, YO SOY LORENA BOBBITT y LA EXTRAÑA DESAPARICIÓN DE KATHIE D. Todo el especial se promueve bajo el hashtag: #ContraLaViolenciaDeGenero.

SOBRE “YO SOY LORENA BOBBITT (I WAS LORENA BOBBITT)” à

La película es un relato de primera mano de lo que sucedió ese fatídico día, ya que Lorena también se desempeña como productora ejecutiva y narradora en la pantalla. Lorena Bobbitt se convirtió en un nombre familiar en los titulares de los tabloides cuando, después de años de abuso por parte de su esposo, le cortó el pene con un cuchillo en 1993.

Ahora, casi 30 años después, cuenta su historia, y sólo la suya, por primera vez con LIFETIME. Esta cinta autorizada sigue su viaje desde una novia inmigrante con todas sus ilusiones hasta una esposa maltratada, que se convertió en una sensación mediática poco probable. También documenta que finalmente Lorena Gallo emergió como una mujer fuerte y reflexiva que ha dedicado su vida a defender a otras mujeres abusadas.

“Yo soy Lorena Bobbitt (I Was Lorena Bobbitt)” es una producción de Cineflix Productions. Lorena Gallo, Andy Streitfeld, Jeff Vanderwal, Sherri Rufh y Charles Tremayne se encuentran entre los productores ejecutivos. Danishka Esterhazy dirige a partir de un guion escrito por Barbara Nance.

70 visualizaciones0 comentarios