LA RONDALLA DE SALTILLO FESTEJARÁ SU 53 ANIVERSARIO EN EL TEATRO METROPÓLITAN





*Se presentará el Domingo 28 de Julio en el Teatro Metropólitan a partir de las seis y media de la tarde


*Boletos a la venta en el Sistema Ticketmaster



La Rondalla de Saltillo celebrará su 53 aniversario con un concierto especial en el que ofrecerá un repaso por todos los éxitos que los han colocado en un lugar invaluable en el corazón del público mexicano. Con 59 producciones discográficas que les han valido para obtener discos de oro y platino y un sinnúmero de premios, distinciones y reconocimientos en su existencia, La Rondalla de Saltillo es hoy por hoy la máxima exponente de la música regional mexicana en el género rondalla y con todo ese palmarés en completa exclusiva dará un recital en la capital mexicana el Domingo 28 de Julio en el Teatro Metropólitan a partir de las seis y media de la tarde. Estarán acompañándolos el Trío Los Santos, Los Arrolladores Sonorrítmicos y Natalia Marrokín.


La Rondalla de Saltillo de la Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro de Saltillo (UAAAN), es una organización musical de jóvenes universitarios que con esta presentación del Teatro Metropólitan cumple 52 años de conservar y promover la música del romanticismo del pueblo mexicano y latinoamericano.


Es uno de los orgullos del estado de Coahuila de Zaragoza, y de México, ya que este grupo musical se ha internacionalizado debido a la calidad de sus integrantes.                      


Renueva periódicamente a sus elementos (sólo universitarios de la UAAAN), factor que ha sido uno de los primordiales de la permanencia y frescura de esta organización. Esta rondalla ve la luz por primera vez en noviembre de 1966 en la capital coahuilense, en la ciudad de Saltillo, de donde toma su nombre.



Durante la década de los años 60 se dio un movimiento musical generalizado en el país en que grupos numerosos de jóvenes se organizaban en el seno de sus instituciones educativas para integrar predominantemente conjuntos llamados estudiantinas, con un género musical alegre y bullicioso de sabor ibérico.


Pocas escuelas en el país contaban con su propia estudiantina. En el periodo escolar 1965-1966, surgió entre algunos jóvenes del Instituto Tecnológico de Saltillo, Escuela Superior de Agricultura Antonio Narro (ESAAN), hoy Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro de Saltillo (UAAAN) y otras escuelas de la Universidad de Coahuila, la idea de formar una estudiantina. Por diversas razones esta idea no se concretó en ese año. Fue hasta el inicio del año siguiente (1966-1967), que los muchachos de "La Narro" (la ESAAN) decidieron intentar formar su propia estudiantina.


A la invitación a un ensayo convocado para al efecto en la última semana del mes de octubre de 1966, acudieron 42 muchachos, la gran mayoría con variados conocimientos de guitarra, pero a excepción de Refugio Ramírez Barraza (bajo) y César Cantú (violín), de ningún otro instrumento. Ante la negativa a la pregunta de si alguien podía tocar el acordeón, mandolín, pandereta u otra cosa y con la preocupación de que hacer ante esas circunstancias, una voz anónima entre el grupo propuso: “...Pues vamos hacer una rondalla, esas son puras guitarras y un tololoche!”.



Convencidos o resignados a formar una rondalla, aquel grupo se propuso ensayar todas las noches en el atrio del auditorio “Carlos E. Martínez”. A invitación expresa del grupo, se integró al mismo José Abedrop Dávila como Director, dado sus reconocidos méritos como guitarrista y arreglista. Aun cuando en el momento del nacimiento de La Rondalla, existían algunos grupos musicales en la ESAAN, en forma de tríos, cuartetos, y hasta un grupo de rock, el surgimiento de La Rondalla no tuvo ninguna relación con aquellos, sino que fue el resultado del romanticismo de aquellos jóvenes que querían para su propio grupo.


Y es que la canción de remembranza, el tema de los enamorados y la melodía que nos hace recordar a algo o alguien, encuentran sus mejores exponentes en los integrantes de esta Rondalla. Tal vez lo más importante de esta Rondalla sea la forma intuitiva que tienen de sentir lo que cantan. Sus interpretaciones nacen tal y como las sienten, tal y como vibran esos muchachos que siendo estudiantes aprovechan su tiempo libre en proyectar sus inclinaciones artísticas.


Además de cultivar la tradición musical, ellos añaden a su repertorio canciones románticas nuevas y con ello un elemento de frescura que los distingue y los hace diferentes, cosa que han demostrado luego de decenas de producciones discográficas y decenas de éxitos que los encumbrado como “Embajadora del romanticismo en América” que es un nombramiento que se les ha dado tanto en Estado Unidos como en México.



16 vistas0 comentarios